RSE: Ser y no sólo parecer

RSE: Ser y no sólo parecer

RSE: Ser y no sólo parecer

Marco Zelaya

Desde 2005, cuando los principios de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) comienzan a ser conocidos, gracias a un esfuerzo conjunto de las fundaciones Coborse y Avina, las compañías privadas del país han dado pasos fundamentales en la tarea de aplicar este modelo de gestión.

Por supuesto, no ha sido un camino fácil de recorrer.

En primer lugar, la RSE, dado el panorama político de los años en que llegó a Bolivia, parecía como el ideal salvavidas que alguien providencialmente tiró y que podía librar a las empresas de la arrasadora furia social, que no sólo se ensañaba con un Estado que no respondía a las demandas de los más necesitados, sino también con el sector privado. Fue como descubrir que una compañía no puede aislarse de su entorno y considerar que sólo debe limitarse a lograr rentabilidad.

Lo que sobrevino, en segundo lugar, a la constatación de que una empresa no puede ni debe ser como una isla en la comunidad, a riesgo de incurrir en un accionar irresponsable en lo social, fue una aplicación errada de la RSE como acciones filantrópicas aisladas y hasta de caridad.

La RSE no es un salvavidas ante la ira social ni filantropía, sino un modelo de gestión. Es ser y no parecer. Y de tal modo que debe estar integrada en el ADN de las empresas, porque es una visión integral y práctica de realizar las actividades privadas. Y aplicable por todos: Desde el directorio hasta el último de los empleados de una compañía responsable con sus públicos de interés o stakeholders.

En el país, la RSE ha llegado al ámbito de la política pública mediante un reglamento para el sector financiero y se podría afirmar que ha derivado en el concepto de función social de las entidades financieras, que es uno de los pilares de la Ley de Servicios Financieros  393.

En consecuencia, es imprescindible que las compañías nacionales comprendan y apliquen la RSE, como el camino más expedito para compenetrarse con la colectividad a la cual deben todo lo que han llegado a ser.

Leave a Reply

Your email address will not be published.