Empresas bolivianas ingresan en la cultura de la RSE

Empresas bolivianas ingresan en la cultura de la RSE

Autor: Raúl Serrano 

La pertinencia de ser una empresa responsable socialmente es entendida por empresas de diferentes rubros, pero las más avanzadas son las que vienen de una tradición del cuidado por su carácter extractivo, aunque en los últimos 10 años también ingresaron otras industrias que destacan por su eficacia en la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), sustenta  Álvaro Bazán, director ejecutivo de la Fundación Corporación Boliviana de RSE (Coborse).

Entre éstas, la industria financiera, cementera, servicios petroleros, telecomunicaciones y otras como Coca Cola, Fideos La Coronilla, Guabirá, Coboce, las mineras Manquiri y Santa Lucía, Batebol, Cerámica Guadalquivir, entre otras ya desarrollan con compromiso y  acierto RSE, señala Bazán.

Por su parte, Víktor de los Heros,  presidente del  Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (Ibnorca), asegura que hace varios años se viene desarrollando RSE en el país, en muchos casos de manera aislada y en otros a semejanza de la filantropía, que desde su punto de vista también desarrolla acción social. Asume que se está siguiendo el camino correcto pero no a la velocidad que debería darse.

Por su parte, Diana Sabillón, gerente de RSE del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), menciona que desde su inicio en Bolivia, la RSE es desarrollada por iniciativa de grandes empresas seguidas  por las de menor tamaño. “Si bien no se tiene datos oficiales sobre la inversión en RSE, algunas empresas grandes declaran que el 10% de sus utilidades estimadas en un millón de dólares son destinadas a estas actividades”, dice.

En esa línea,  Heiver Andrade, ejecutivo de la Fundación Avina, argumenta que la responsabilidad social no se mide, ni debe medirse por la inversión sino por los impactos positivos generados desde el punto de vista social o ambiental.
Por ejemplo, considera que si una empresa invierte $us 1 millón y en contrapartida contamina el Río Piraí u otras fuentes de agua de la ciudad, el millón no llega a servir de nada.

Entonces, es importante que las empresas asuman conciencia de cómo deben gestionar la mitigación de sus actividades negativas a la hora de producir y poner a la venta sus productos.

Asimismo, considerar el tema de la pobreza, a la hora de hacer inversión social, evitando la filantropía cortoplacista e impacto mediático y pensar en formas innovadoras de generar riqueza en la base de la pirámide.

“Entre lo alternativo están los negocios inclusivos, que son  formas innovadoras de generar una cadena de negocios sostenibles en favor de familias de escasos recursos económicos. A su vez,  las empresas también se fortalecerían mejorando su cadena de valor”, expone Andrade.

Para Sabillón, esa situación ya es perceptible con Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), que nacen con un compromiso de RSE, llevando sus operaciones de manera más responsable con la sociedad y medio ambiente.
Y paralelamente las industrias hidrocarburíferas, de telecomunicaciones, eléctricas, comercio, servicios, mineras, entre otras que impactan favorablemente en sus áreas de acción con proyectos de RSE.

Bajo esos parámetros, el comité de la Fundación Amigarse, diagnostica que el caminar de la RSE, desde hace 10 años continúa alineando empresas en su modelo de gestión. Y esto obedece a una tendencia de atender el calentamiento global y la pobreza que preocupa a todos.

La evidencia de esa preocupación y reflexión se verá en Río + 20, evento que marcará las nuevas tendencias como economía verde, economía inclusiva, nuevos paradigmas del cuidado y de los bienes públicos, temas que después se escuchará hablar con mayor frecuencia.

En concordancia, Andrade menciona que no se puede dudar de la reflexión global sobre los desajustes que existen en el planeta y el riesgo que tiene la especie humana de seguir existiendo, si los modelos aplicados se mantienen. Entonces, la RSE está más vigente que nunca, dado que todos los problemas mencionados recuerdan diariamente su importancia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.