Blog

Activa, cosméticos ecológicos con compromiso social


Activa, cosméticos ecológicos con compromiso social

 

Los productos cosméticos que incluyen compuestos químicos conforman una industria millonaria y global, a pesar de que su uso puede  resultar dañino para la salud. Sin embargo, el surgimiento de una tendencia  «amigable con el planeta” parece estar cambiando el juego en los últimos años. Ésta  suele beneficiar  a comunidades que extraen los elixires de la naturaleza a través de métodos orgánicos.

Una empresa boliviana elabora productos cosméticos que siguen una filosofía ecológica y social. Su nombre es Laboratorio Cosmeceutico Activa S.A.. Su gerente general, la bióloga alemana Lydia Muller, señala  que el objetivo es emplear materia prima boliviana.

«Queremos ejecutar un modelo de negocios que demuestre que se  puede ser exitoso empoderando a los demás. Es un proyecto enfocado a las mujeres tanto a las que trabajan en las comunidades, que son nuestras proveedoras, y a las socias, aunque también tenemos socios”.

Los cosméticos ecológicos, o biocosméticos,   llevan activos vegetales de cultivo ecológico. Para su elaboración no se utilizan pesticidas, parabenos ni derivados del petróleo. Son productos sin colorantes, conservantes, perfumes sintéticos, siliconas ni sustancias animales. Su proceso de transformación no contamina el medio ambiente ni implica   experimentar con animales.

La materia prima de su primera línea de cosméticos es el Aloe Vera, insumo que proviene de cinco comunidades de los Yungas, en La Paz. Esta línea tiene siete productos, uno de ellos es un jabón que  utiliza la saponina de la quinua, un componente de limpieza natural.

El Aloe Vera contiene varias vitaminas y minerales, y tiene propiedades regenerativas para tejidos y células, además de ser antiinflamatorio.

Mujeres en las comunidades

Su esencia social no sólo se limita al occidente boliviano, la empresa trabaja con alrededor de 50 mujeres  de tres comunidades de la Chiquitania, en Santa Cruz, quienes extraen aceite virgen  de cusi y de copaibo.

«En Santa Mónica, Palmarito de la Frontera y Río Blanco las organizaciones de mujeres hacen la recolección de aceite. Les dimos maquinaria para que extraigan el aceite virgen de cusi. Además, extraen el agua y el  aceite de copaibo directamente de los árboles sin dañarlos”, argumenta  el coordinador de  la Chiquitania, de la ONG Apoyo para el Campesino Indígena del Oriente Boliviano (APCOB), Ysaías Montero.

APCOB impulsa desde este año la producción no maderable que comprende la extracción de los aceites.

El laboratorio vende los aceites tal y como fueron extraídos en las comunidades,  pero desde agosto -cuando el nuevo laboratorio en Santa Cruz esté instalado-   retomarán la elaboración de emulsiones, cremas, champús, lociones, entre otros. Además de   su especialidad:  15 jabones  naturales vegetales que llevan ingredientes como  cusi, achiote, cacao, castaña, sólo por citar algunos,  que tienen diferentes beneficios (antiacné, para piel sensible, reductores, anti celulitis, etc.).

El inicio de la sociedad

Muller dio sus primeros pasos en la cosmética con un laboratorio en Cochabamba, en el cual elaboraba productos a base de los  ya mencionados.

 Hace tres años decidió darle un impulso a este emprendimiento y promover su crecimiento. Determinó que su sede debía establecerse en  Santa Cruz.

En 2015 creó el Laboratorio Activa y empezó a buscar  socios que coincidan con la visión de la empresa.

«Lo que hicimos fue abrir la sociedad a las personas que se alinean con nuestra filosofía para que la integren con capital y con ideas (…).  En este momento son 24 socios que están distribuidos en toda Bolivia; creo que en los próximos dos meses terminamos de vender las acciones”, detalla Muller.

El nuevo laboratorio  se edifica actualmente en  el Parque Latinoamericano. Se estima que la producción inicie en aproximadamente cuatro meses, con diez operarios que serán   personas con algún tipo de discapacidad.

Plataforma multinivel

Laboratorio Activa está enfocada a tres mercados principales. El primero  es el sistema de venta directa que se lanzó en pasados días en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. El segundo  está dirigido al sector médico y el último  a la exportación.  La gerente general de la empresa indica que se trata de un negocio multinivel, el primero en su tipo en el país.

Para la venta directa, cualquier persona puede ser empresario de venta comprando 160 bolivianos de los productos de su elección. El negocio es 100% digital, no imprime catálogos por su posición de defensa al medio ambiente. «Rodo se encuentra en nuestra plataforma en internet, donde se realizan todas las gestiones”, sostiene Muller.

Próximamente la plataforma estará conectada a un sistema de pagos que pertenece a una compañía telefónica y otra de «pagos net”. Con ello dispondrán de 2.800 puntos de pago a nivel nacional.
La idea de la empresa  es ampliar la red de comunidades productoras de los insumos 100% naturales a todo el país y constituirse en un lazo estratégico para que vendan el fruto de su trabajo con una línea propia  como parte de la marca.

«Siento mucha empatía con las mujeres de las comunidades, creo que son excelentes embajadoras al momento de mostrar la riqueza que tiene Bolivia y al mismo tiempo de proteger la naturaleza”, finaliza Muller.

Contactos y beneficios de los  aceites

  • Contactos El catálogo de Activa se encuentra en su plataforma de venta: red.activabolivia.com. También está en Facebook: Activa Bolivia.
  • Cusi El aceite virgen de cusi evita la caída del cabello y las canas prematuras. Fortalece y  ayuda al crecimiento de las pestañas, cabello  y cejas. El tierra chiquitana se utiliza además para calmar el dolor de cabeza de grandes y pequeños.
  •  Copaibo Este aceite alivia los dolores de las articulaciones. Es cicatrizante, desintoxicante y desinflamante. Protege a la piel de la psoriasis, dermatitis, herpes y hongos.
  •  Ganancia Entre 100 y 500 envases de aceite de cusi y copaibo (de 15 y 60 mililitros) salen de  las comunidades a Santa Cruz cada 20 días. Las ganancias oscilan entre los 1.500 y 7.500 bolivianos.
TEMAS RELACIONADOS

Deja tu comentario