CONCEPTO DE RSE

Un concepto generalmente aceptado sobre la RSE es el brindado por la Comisión Europea en su Libro Verde de 2001, el cual indica que por RSE se entiende: “la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores. Ser socialmente responsable no significa solamente cumplir plenamente las obligaciones jurídicas, sino también ir más allá de su cumplimiento invirtiendo «más» en el capital humano, el entorno y las relaciones con los interlocutores.”. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha definido la responsabilidad social de la empresa como “el reflejo de la manera en que las empresas toman en consideración las repercusiones que tienen sus actividades sobre la sociedad, y en la que afirman los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores. La RSE es una iniciativa de carácter voluntario y que sólo depende de la empresa, y se refiere a actividades que se considera rebasan el mero cumplimiento de la legislación”.

Los elementos que caracterizan la RSE son los siguientes:

  • Su carácter es voluntario: las empresas adoptan voluntariamente una conducta socialmente responsable que va más allá de sus obligaciones jurídicas;
  • Forma parte integral de la gestión empresarial;
  • Sus acciones son sistemáticas, no ocasionales;
  • Está vinculada al concepto de desarrollo sostenible.