Archivos mensuales: Jul 2015

Mejorando la efectividad de la cooperación para el desarrollo y el papel del sector privado


Mejorando la efectividad de la cooperación para el desarrollo y el papel del sector privado

Ichiro Toda

Muchos esfuerzos colaborativos están en marcha para traer practicadores de desarrollo público y privados juntos con el objetivo de fortalecer efectividad en desarrollo. Este empuje para más colaboración comenzó en noviembre de 2011, cuando la comunidad global de desarrollo, incluido el BID, acordó a la Alianza de Busan para la Efectividad en el Desarrollo.  Estos principios promueven destacar: apropiación de la agenda de desarrollo por parte de los países, un enfoque en medición de resultados, alianzas incluyentes, transparencia y responsabilidad compartida en el trabajo de desarrollo. Reconociendo la función esencial del sector, el documento final de Busan fomenta esfuerzos:

• Colaborar con asociaciones profesionales, sindicatos con el fin de mejorar el entorno legal, reglamentario, institucional y administrativo para la inversión privada.;

•  Asegurar la participación del sector privado en el diseño y la implementación de políticas y estrategias de desarrollo;

•  Continuar desarrollando mecanismos financieros innovadores para movilizar las finanzas privadas;

•  Promover la “cooperación para el comercio” como un motor del desarrollo sostenible, y;

•  Fomentar a los sectores públicos y privados, a mejorar resultados, tanto en materia de desarrollo como de negocios, para que éstos se refuercen mutuamente.

Al mismo tiempo, la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo (AGCED) fue lanzada. AGCED muestra  una plataforma abierta para el intercambio de conocimiento, la revisión periódica de avances, y para asegurar el cumplimiento de los principios de Busan en el plano político. El AGCED incluye miembros de países en desarrollo y desarrollados, instituciones financieras internacionales, parlamentos, entidades del sector privado, fundaciones filantrópicas, sindicatos, y organizaciones de sociedad civil.

En la Primera Reunión de Alto Nivel de la AGCED en la Ciudad de México en abril de 2014, el sector privado fue iluminado como uno de los cinco líneas de trabajo de prioridad. Junto con los otros bancos multilaterales de desarrollo, el BID proporcionó insumos y organizo dos sesiones.

Los mensajes generales de las sesiones relacionadas al sector privado incluyeron la importancia del sector público en la reducción del riesgo para inversores privados en mercados emergentes, el papel central de movilización de recursos, y las oportunidades para compañías privadas para lograr tanto objetivos de negocios como de desarrollo a través de sus negocios. Después de la Reunión de Alto Nivel en México, diversos talleres de trabajo tuvieron lugar en Seoul en noviembre 2014 y Bruselas en enero 2015 con el fin de dar seguimiento a la implementación de las iniciativas de AGCED y desarrollar planes de trabajos.

Mediante el proceso una plataforma multi-sectorial, Alianzas para Prosperidad (Partnership for Prosperity –P4P-), lideró las actividades relacionadas al sector privado, compuesto principalmente por gobiernos, representantes de negocios, y organizaciones internacionales, P4P ofrece un foro específico tanto para compartir conocimientos para formular alianzas estratégicas con el sector privado para contribuir hacia el desarrollo inclusivo y sostenible.  El BID se unió a P4P como un miembro formal en enero 2015 para trabajar con la Cooperación Alemana de Desarrollo y otros socios para la línea de trabajo de Construir Evidencia. Juntos ellos pretenden mejorar la medición de resultados de alianzas público-privado a través del intercambio de herramientas y enfoques aplicados por negocios privados y destacando sus mejoras prácticas.  Nuestro objetivo para este esfuerzo conjunto es juntar a profesionales de desarrollo, tanto del área pública como privada, para explorar el uso de métricas y herramientas comunes, y aplicarlos ampliamente.

Continuaremos contribuyendo a los esfuerzos globales de fortalecer la efectividad de la cooperación para el desarrollo. Vemos el papel del sector privado como particularmente catalítico para promover el desarrollo inclusivo y sostenible.

Aprenda más sobre la AGCED en  http://effectivecooperation.org/

Sobre el Autor

Ichiro Toda es Especialista de Efectividad en el Desarrollo en el Departamento del Financiamiento Estructurado y Corporativo del BID.

Adaptado de un post publicado originalmente en el Blog de Desarrollo Efectivo.

La innovación social corporativa es la nueva responsabilidad social corporativa


La innovación social corporativa es la nueva responsabilidad social corporativa

Elizabeth Boggs Davidsen

Una nueva tendencia en el desarrollo internacional ha emparejado colaboraciones comerciales insólitas: instituciones financieras de desarrollo e inversores de impacto trabajan conjuntamente con grandes multinacionales para financiar proyectos que promuevan tanto el desarrollo como sus agendas de negocio.

Responsabilidad social corporativa

Esta “innovación social corporativa” es el fenómeno más reciente en la historia de la responsabilidad social corporativa que comenzó en los años 90, cuando muchas compañías abrazaron causas sociales  relacionadas con sus áreas de trabajo. Los programas se centraban principalmente en la reputación de la compañía y su licencia de operaciones, con apenas relación con sus resultados. Microsoft, por ejemplo, comenzó su anual “campaña de donación de los empleados”, donde estos asistían a eventos con el objetivo de recaudar fondos para organizaciones sin ánimo de lucro.

La buena ciudadanía corporativa

Esta evolución continuó a partir de la década del 2000 cuando las compañías integraron la buena ciudadanía corporativa en sus modelos de negocio, a menudo a través de colaboraciones con instituciones financieras de desarrollo. Por ejemplo, cuando la Fundación Internacional de la Juventud (International Youth Foundation) y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo lanzaron la Iniciativa acerca de Nuevos Empleos y Oportunidades (NEO) para jóvenes en 2012, cinco grandes compañías contribuyeron con sus recursos y se unieron a la alianza: Arcos Dorados, Caterpillar, CEMEX, Microsoft y Walmart.

NEO ofrece capacitación laboral y servicios de colocación para mejorar la empleabilidad de la juventud con menos recursos y de esta forma incrementa a su vez la calidad de la mano de obra en Latinoamérica y el Caribe. Las compañías que forman parte de la alianza, que son también algunas de las mayores empleadoras de la región, contribuyen con  recursos económicos,  apoyan el diseño de la formación y proveen otros servicios de empleo. La alianza está dando sus frutos, NEO está bien encaminada para llegar a un millón de jóvenes antes de 2020 a través de sus efectivos  programas de capacitación.

Valor compartido

En 2011, un grupo de profesores de la Harvard Business School publicó un artículo llamado “Crear un Valor Compartido” y desde entonces se ha creado un movimiento a escala mundial para integrar el impacto social en las estrategias de las compañías. SABMiller, la segunda empresa cervecera a nivel mundial, fue una de las primeras en llevarlo a cabo. SABmiller y el Programa 4e, Camino al Progreso del FOMIN se dirigen a más de 380.000 distribuidores minoristas en los mayores mercados para SABMiller en Latinoamérica: Colombia, Perú, Ecuador, Panamá, Honduras y El Salvador.

El programa, que comenzó en 2013, aspira a mejorar el rendimiento empresarial de estos comerciantes minoristas y por lo tanto su calidad de vida y habilidades de liderazgo, a través de una combinación de clases de capacitación y mentoría en materia de negocios, capacidades básicas para la vida y liderazgo y gracias al fortalecimiento del ecosistema empresarial en el que los minoristas operan, con un enfoque específico en la mejora de su acceso al financiamiento y la tecnología. Se espera que este esfuerzo mejore la red de distribución de SABMiller y por lo tanto sus ventas.

Innovación Social Corporativa

El último paso en este continuo fue la aparición de la Innovación Social Corporativa (ISC). El World Economic Forum lanzó en 2014 el Global Agenda Council on Social Innovation, aunando un insólito grupo de líderes corporativos, inversores de impacto y ejecutivos de desarrollo procedentes de diversos sectores, y ofreció una definición para ISC que se basa en conceptos del valor de conjunto: cuando las compañías de forma proactiva diseñan e implementan modelos de negocio que incrementan los ingresos y mejoran la calidad de vida de comunidades desatendidas o vulnerables y mercados en la base de la pirámide. La clave para la atracción reciproca de esta insólita combinación reside en que las iniciativas de ISC normalmente se alimentan de capital emprendedor corporativo, que se refiere a la inversión de reservas en efectivo de una compañía para financiar nuevos emprendimientos.

Está emergiendo una nueva alineación entre los inversores de capital emprendedor y de impacto. El inversor de capital emprendedor busca beneficios para la compañía y nuevas capacidades o acceso a mercados que estén alineados con su estrategia de negocio a largo plazo. Al inversor de impacto le interesa asignar su capital a compañías que además de generarle beneficios económicos tengan un impacto social y medioambiental cuantificable. A su vez, el inversor de impacto busca expandir soluciones de desarrollo efectivas y, al igual que las instituciones financieras de desarrollo, comienza a entender que trabajar con grandes empresas puede ser la mejor idea. Las compañías que asignan fondos de inversión corporativa cuentan con la experiencia y los canales de distribución necesarios que les permiten escalar los proyectos con éxito.

En su estudio, Investing in Breakthrough: Corporate Venture Capital, la consultora y think-thank Volans identifica 6 sectores en los que el capital emprendedor está activo, porque estos afectan directamente a los negocios, los individuos y el entorno: tecnología limpia (cleantech), educación, salud, infraestructura urbana y transporte, inclusión financiera, agricultura y sector alimentario. Como cabe esperar, estos son los sectores a los inversores de impacto destinan la mayor parte de sus inversiones.

Están emergiendo algunos ejemplos fascinantes de ISC. Por citar uno de ellos: la fundación Shell, la rama filantrópica del gigante petrolero, ha creado una alianza estratégica con Husk Power Systems, un generador de electricidad a partir de la biomasa. En tan solo cinco años, Husk ha instalado 84 pequeñas centrales eléctricas que proporcionan energía a más de 200.000 personas en 300 enclaves rurales en la India. A partir de la electrificación de estas localidades, Husk promueve el desarrollo económico gracias a los negocios que ahora pueden mantenerse abiertos aunque haya oscurecido y  a través  de los niños que hoy pueden alargar sus horas de estudio durante la noche. Inversores de impacto como Acumen y Oasis Fund han contribuido financiando este emprendimiento.
Los dirigentes empresariales están a la vanguardia de la habilidad para transformar sociedades que se enfrentan a importantes desafíos. Las instituciones financieras de desarrollo y los inversores de impacto deben aprovechar este impulso que seguro será emocionante.

El FOMIN organizará un panel sobre innovación social y capital emprendedor corporativo, “Inversión con Impacto y Financiamiento de Empresas Sociales: nuevos enfoques para reducir las desigualdades” durante su Foro Interamericano de la Microempresa (Foromic) el 26 de octubre de 2015 en Santiago de Chile.

Sobre el Autor

Elizabeth Boggs Davidsen es especialista principal en el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), responsable de su desarrollo económico y cadenas de valor para las carteras regionales. También asesora sobre nuevas oportunidades de asociación para las actividades de donación y de inversión del FOMIN.

GREEN PYME 2015


GREEN PYME 2015

La Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), la Universidad Privada Boliviana (UPB) y la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), organizaron el Seminario “Presentación de Oportunidades de Ahorro, Competitividad y de Inversión del programa Green Pyme ”, que se llevó a cabo el 16 y 17 de julio de 2015, en el Salón E. Levy de la FEPC. Este evento se desarrolló en el marco del programa de asistencia técnica GREENPYME de la CII, orientado a mejorar la competitividad de las empresas, promoviendo el uso eficiente y eficaz de energía, reduciendo sus costos de consumo de ésta y las emisiones de gases de efecto invernadero por medio de la adopción de medidas de eficiencia energética e inversiones en tecnología más eficiente. Este programa contó con la participación de empresas industriales y de entidades financieras.

CONVENIO INTERINSTITUCIONAL


CONVENIO INTERINSTITUCIONAL

En el marco del Convenio de Cooperación Interinstitucional suscrito en fecha 1 de diciembre del 2014 entre las Federaciones Departamentales de Empresarios del país, hoy 24 de julio, los responsables del Observatorio de Responsabilidad Social Empresarial de las Federaciones de Empresarios de Cochabamba, La Paz, Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija, sostuvieron una reunión de coordinación para consolidar al Observatorio y a su plataforma web (www.rse.org.bo) como el principal referente a nivel nacional en cuanto a sensibilización, apoyo, asesoramiento y visibilización de acciones del sector empresarial en materia de RSE.

Los bancos se están transformando para llegar a la población no bancarizada


Los bancos se están transformando para llegar a la población no bancarizada

Tomas Miller y Verónica Trujillo

La inclusión financiera medida a través de sus distintos indicadores  (acceso a cuentas bancarias, oferta de crédito, seguros a la micro y pequeña empresa y disponibilidad de puntos de atención al cliente) muestra avances destacables en la región, si se compara con los niveles reportados en la década pasada. No obstante, estos alentadores resultados palidecen cuando analizamos los niveles de penetración en el sistema financiero y con relación a otras regiones del mundo. El acceso y uso de crédito y ahorro en la región, medido como la proporción de adultos que reportaron haberse prestado dinero o haber ahorrado en una institución financiera en el último año, solo llegan al 11% y 14% de la población, respectivamente. Asimismo, la proporción de adultos con una cuenta en una institución financiera o a través de un proveedor de banca móvil en la región es del 51% mientras que a nivel mundial este porcentaje supera el 60%, según el Global Findex 2014.

Los avances de la última década son consecuencia, en gran parte, de la aplicación de tecnologías de crédito y la adopción de nuevos modelos de negocios dirigidos a sectores de la población de menores ingresos por parte de las instituciones bancarias. Los bancos no son solo  actores clave en la provisión de servicios financieros en la región, sino también en la provisión de productos de inclusión financiera. Por ejemplo, de acuerdo a cifras recientes, en América Latina y el Caribe los bancos  proveen más del 75% del crédito del sistema financiero y atienden a más del 50% de clientes en los diferentes países, y la cuarta parte (176 de 700) cuentan con cartera de microcrédito.

Las instituciones bancarias, en la actualidad, están trabajando en desarrollar nuevas tecnologías y productos, permitiendo el abaratamiento y masificación de los servicios financieros inclusivos. Por ejemplo, los clientes ya no tienen que ir a las sucursales bancarias a hacer pagos y otras transacciones, esas gestiones se pueden hacer a través del corresponsal, internet o el teléfono celular. Además, el dinero electrónico y los agentes corresponsales se han convertido rápidamente en los canales con mayor acogida y más utilizados por los clientes.

El Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Multilateral de Inversiones están apoyando el desarrollo de pilotos de productos innovadores en la región, con resultados significativos en términos de alcance, desarrollo tecnológico y potencial de expansión para llegar a la población no bancarizada:

Jamaica
El Banco de Desarrollo de Jamaica en alianza con el Banco Nacional Comercial y Transcel, que ofrece servicios de tecnología de software en el Caribe, están desarrollando una plataforma tecnológica que permitirá a los microempresarios realizar transacciones financieras a través de sus teléfonos móviles, facilitando un mayor acceso y supliendo con servicios financieros a menores costos.  Esto hará que sea más fácil para los propietarios de pequeñas empresas acceder a servicios financieros y reducirá el costo para las instituciones financieras en la prestación de estos servicios – lo que a su vez, eventualmente, se traducirá en menores costos para los clientes.

Paraguay
En Paraguay, Tigo, el mayor operador de celular del país, desarrolló una billetera móvil que funciona desde el teléfono celular: Tigo Money. En la actualidad, Tigo Money tiene 3.500 agentes que cubren el 98% de los distritos del país. En un país de 6,8 millones de personas, más de 1 millón de sus habitantes han utilizado este servicio, de los cuales 230.000 personas, no tenían acceso previo a servicios financieros por vivir en zonas alejadas del país. Tigo Money proporciona una variedad de servicios financieros como giros de persona a persona a través del celular, pago de servicios, pago de transferencias condicionadas del gobierno, el trámite y acceso a créditos bancarios, la apertura de cuentas de ahorro simplificadas y el envío de remesas domésticas.

Estas innovaciones son posibles también en gran medida porque el entorno para la inclusión financiera ha mejorado en varios países de América Latina y el Caribe en la última década,  presentando mejoras en diversas áreas, como  en  las vinculadas a sistemas de información crediticiao  a los fondos de garantía de depósitos. También se han producido innovaciones normativas en temas  claves para el desarrollo del sistema financiero como la banca sin sucursales, las cuentas simplificadas y los pagos electrónicos.

Sin embargo, dado que estas iniciativas no han sido suficientes, y las brechas por cubrir son amplias, queda pendiente la respuesta a nuestra pregunta inicial: ¿cómo alcanzar la inclusión financiera plena en América Latina?  y ¿quiénes la están empujando?

Pareciera que  los nuevos modelos de inclusión financiera, serán liderados por asociaciones entre intermediarios financieros, empresas de tecnologías, redes de distribución, corresponsales bancarios y empresas de telecomunicación. Todo ello dentro de un marco regulatorio que habilite y facilite las transacciones y que provea de protección al cliente.  El efectivo se usara cada vez menos, el enfoque transaccional tendrá prioridad sobre la oferta de crédito y la relación directa y personal será mucho menos intensa e impersonal.

Por ahora nos enfrentamos a un panorama un tanto incierto pero emocionante, porque las nuevas tecnologías y la mayor dinámica en el mercado pueden redundar en mejoras para los clientes, siempre que se realicen de manera responsable y teniendo en cuenta un adecuado balance entre el desarrollo y la estabilidad del sistema financiero. Es necesario por tanto apoyar las iniciativas tanto de actores públicos como privados para favorecer la continuidad en el alcance de la inclusión financiera plena a nivel regional. La oportunidad de alcanzar niveles mucho mayores de inclusión financiera está ahora a nuestro alcance.

Sobre los Autores

Tomas Miller se unió al FOMIN en el 2000 y dirige la Unidad de Acceso Financiero, que supervisa la cartera de préstamos y patrimonio relacionado con las microfinanzas, el capital de riesgo, capital en fase inicial, la financiación de la pequeña empresa, y los servicios financieros para las personas de bajos ingresos.

Verónica Trujillo trabaja en la Unidad de Aceso a Financiamiento del FOMIN en temas de regulación del sistema financiero, políticas y datos para la inclusión financiera. Doctora por la Universidad de Salamanca, donde se especializó en el tema de regulación de microfinanzas.

BANCO PRODEM S.A. Y ALDEAS INFANTILES SOS INICIAN NUEVA MODALIDAD DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL EN COCHABAMBA


Una Inversión a favor de la Infancia:

BANCO PRODEM S.A. Y ALDEAS INFANTILES SOS INICIAN NUEVA MODALIDAD DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL EN COCHABAMBA

Aldeas Infantiles SOS y Banco Prodem S.A. firmaron un convenio este viernes, 10 de julio, en la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba para dar paso a una nueva modalidad de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en Cochabamba que consiste en el “Padrinazgo Empresarial” de Familias SOS.

Niños y niñas que necesitan una familia

Una familia es la respuesta que Aldeas Infantiles SOS brinda a los niños y niñas en riesgo social, que por diversas razones quedaron en situación de orfandad o abandono. En bolivia, todos los programas de Aldeas Infantiles SOS están dirigidos a involucrar a todos los actores sociales posibles para responder a la problemática de la infancia, cuyas alarmantes cifras refieren que, según investigaciones de la organización, más de 800.000 niños y niñas bolivianos están expuestos al riesgo de perder sus familias.

“Con la experiencia acumulada en el acercamiento a empresas para generar proyectos sostenibles y enfocados en la inversión social de la infancia, el Proyecto Padrinazgo Empresarial de Aldeas Infantiles SOS consiste en ofertar a las empresas interesadas la oportunidad de incidir de manera directa en el mejoramiento de las condiciones de las familias de acogida donde los niños y niñas que quedaron en orfandad o abandono se desarrollan de manera natural, sin ser separados de sus hermanos biológicos, en un entorno protector y con una madre SOS que los acompañará hasta que sean independientes”, sostuvo el Director Nacional de Aldeas Infantiles SOS, Alfonso Lupo.

“Es de interés de Banco Prodem apoyar a los niños bolivianos en todo momento y en esta oportunidad a través de Aldeas Infantiles SOS”. Durante la gestión pasada ya empezamos con esta nueva modalidad de RSE en la ciudad de La Paz, apoyando a una familia a alcanzar sus objetivos de vida, con muy buenos resultados. En esta oportunidad, Banco Prodem, consiente de la realidad Boliviana refuerza su apoyo y compromiso con los niños, apoyando a una familia de la ciudad de Cochabamba”, manifestó el Gerente Regional de esta entidad financiera en la ciudad de Cochabamba, José Herrera Villegas.

La alianza con Banco Prodem S.A.

La propuesta de Aldeas Infantiles SOS para el sector empresarial ha logrado que el Banco Prodem S.A. se sume a un proyecto en el cual una empresa puede apadrinar de manera directa a una Familia SOS, estableciendo un vínculo más cercano con los niños y niñas de la misma. Banco Prodem S.A. amplía así su apoyo a las ciudad de La Paz y Cochabamba en este nuevo proyecto y financiará en esta ocasión, la manutención de una familia de Aldeas Infantiles SOS filial Cochabamba, mediante un aporte mensual durante un año, además de propiciar diversas actividades no sólo para la familia de acogida, sino también para el resto de los niños de Aldeas Infantiles SOS.

Banco Prodem S.A., con una amplia presencia a nivel nacional viene trabajando desde hace ya varios años en temas de RSE, generando impacto en la sociedad a través de proyectos sostenibles y de apoyo social alineados a su política y estrategia de RSE.

¿Cómo apadrinar a una familia?

La emprea que se comprometa con el programa de Padrinazgo Empresarial debe firmar un convenio con Aldeas Infantiles SOS para garantizar los resultados. En este programa, la empresa se compromete a apadrinar los costos directos de una familia, estableciendo además una relación que le permita conocer la dinámica familiar y, sobre todo, el proceso de desarrollo de niños y niñas que la conforman.

En total 128 Familias SOS son parte del Programa de Acogimiento Familiar de Aldeas Infantiles SOS y se espera que además las empresas se sumen a la decisión tomada por Banco Prodem S.A. para lograr un importante cambio en la vida de los niños y niñas bolivianas.

Para mayor información puede contactarse con el Observatorio RSE:

FEPC: Lizzette Demartini – Responsable Observatorio RSE

Telf: 4663678 – 79

rse@fepc.org.bo

Cómo reducir tus gastos de energía y volverte más competitivo


Cómo reducir tus gastos de energía y volverte más competitivo

Nacera Taleb y Andrea Ortega

Reducir los costos de producción para incrementar la competitividad es hoy una necesidad imperante. En el informe Climate Solutions, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) señala que la eficiencia energética y su conservación pueden recortar el consumo mundial de energía alrededor del 40% para el año 2050. Sin embargo, a la hora de buscar alternativas que no sacrifiquen la calidad de las materias primas no muchos empresarios piensan que un cambio en su política energética podría permitirles un ahorro considerable en sus cuentas de energía.

Hemos identificado que las cuatro barreras principales para que las compañías incrementen su eficiencia son: la falta de información, capacidad técnica, tecnologías disponibles y financiamiento.

Para algunos la solución ha sido evitar que el calor de las maquinarias se disipe, para otros es cambiar los equipos de aire acondicionado e incluso los televisores de su hotel. En el caso de Javier Sancho, gerente de Banca de Empresas de BAC Credomatic, en Costa Rica, la solución fue la iluminación de sus sucursales.

Después del gasto en recursos humanos, el gasto más relevante de BAC Credomatic es el de electricidad, principalmente en luz y aires acondicionados. Así, una auditoría le recomendó reemplazar las luces regulares por luces LED, lo que le permitió reducir en un 40% las facturas eléctricas.

“Este es un mecanismo probado, de mejora de competitividad de las empresas. Esto genera que la empresa pueda ser sostenible en el largo plazo en beneficio, no solamente de sus dueños, sino también de la comunidad que opera y de los colaboradores que trabajan en esa empresa”, comenta Sancho.

En busca de orientar a las PYME y asesorarlas, la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), a través de su iniciativa GREENPYME, realiza auditorías energéticas gratuitas. Se trata de diagnósticos que permiten identificar qué cambios pueden hacer las empresas en su consumo energético para así bajar sus costos e incrementar su competitividad, a través de buenas prácticas e inversión en equipos más eficientes.

El ejercicio consiste en revisar todas las instalaciones y equipos que consuman energía, para así poder analizar qué elementos podrían remplazarse por otros más eficientes. También es importante analizar cómo los equipos que hoy funcionan pueden evitar consumir o desperdiciar energía. De esta forma, pequeños cambios podrán generar un ahorro mensual para la empresa.

A la fecha GREENPYME ha realizado 600 diagnósticos gratuitos a empresas en países de Centroamérica y Bolivia. Si estás interesado consulta nuestra página web para saber más al respecto.

*Sobre Autores

Nacera Taleb forma parte de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) desde el 2012 donde tiene un rol activo en proyectos que mejoran la competitividad del sector privado, manejando programas de género (FINPYME Mujer Empresaria), eficiencia energética (GREENPYME), desarrollo de MOOCs y comunicación externa. Anteriormente, Nacera trabajó en Francia y España donde ocupó posiciones en marketing y branding en las sedes mundiales de L’Occitane en Provence, L’Oreal, TF1 y MANGO. Nacera posee una Maestría en Idiomas Extranjeros y Comercio Internacional enfocada a Norte y Sudamérica, así como una Maestría en Management de SKEMA Business School en Francia.

Andrea Ortega es periodista de la Universidad de Chile y escritora. Trabajó por cinco años en el periódico chileno El Mercurio, donde recibió el premio de Calidad e Innovación en Periodismo Capa/Alltech en 2012. Adicionalmente, se especializó en economía y publicó un libro sobre la industria del retail en Chile, llamado “Chile: El Negocio del siglo XXI”. Previo a su ingreso a la Corporación trabajó como Coordinadora Nacional de Prensa para el Servicio Agrícola y Ganadero, del Ministerio de Agricultura en Chile y hoy cursa el Master de Estudios Profesionales de Relaciones Públicas y Comunicación Corporativa en la Universidad de Georgetown.

La CENTAMARATÓN recaudó 2,7 millones de bolivianos


La CENTAMARATÓN recaudó 2,7 millones de bolivianos

El Banco Mercantil Santa Cruz (BMSC) finalizó con éxito la jornada maratónica de recaudación Centamaratón,   que en un conteo final logró recaudar un monto total de más de 2,7 millones de bolivianos, superando de esta manera la cifra lograda el año 2014, primera versión de la Centamaratón, cuando se llegó a 2,4 millones de bolivianos.

La Centamaratón se constituye en la actividad más importante dentro del programa de apoyo solidario Centavoluntarios y tiene como objetivo motivar el aporte voluntario y ampliar el número de beneficiarios en proyectos de educación, salud y deportes que favorecen a cientos de niños, jóvenes y familias en situación de vulnerabilidad.

“Estamos agradecidos con todas las personas y empresas que hicieron posible la realización de este evento de solidaridad;  así mismo agradecemos a los nuevos Centavoluntarios que nos ayudarán a seguir cambiando vidas a través de donaciones voluntarias durante todo el año para beneficio de niños, niñas y familias que requieren de apoyo”, afirmó Hernán Gonzales, gerente de Responsabilidad Social del BMSC.

La carrera por este noble objetivo, que integró a todo el país a través de la señal televisiva de PAT, contó con la participación de diferentes organizaciones, grupos musicales nacionales, modelos reconocidas y el apoyo de todos los presentadores de televisión de la red.

Para facilitar la recepción de los aportes, 24 agencias del BMSC en todos los departamentos del país atendieron hasta las 22:00 para recibir las donaciones. Paralelamente, la plataforma tecnológica desarrollada por el BMSC estuvo recibiendo el aporte de los Centavoluntarios a través de cajeros, banca por internet y cajeros automáticos.

La red PAT también estuvo en campaña recolectando donaciones de la gente en las calles del país, motivando a la gente para que se sume a esta causa, porque “Ser Centavoluntario no es donar, es invertir”.

BNB y Visión Mundial se unen para dotar de sistemas de agua potable a comunidades con extrema pobreza


Con una inversión inicial conjunta de 2.8 millones de bolivianos

BNB y Visión Mundial se unen para dotar de sistemas de agua potable a comunidades con extrema pobreza

– En el tiempo se espera dotar de agua a comunidades vulnerables de todo el país.
– El programa de Responsabilidad Social Empresarial del BNB se fortalece con la alianza.
– El banco desea que sus voluntarios participen de la construcción de los sistema de agua.

En el marco del Programa BNB Agua – Valoramos la Vida, el Banco Nacional de Bolivia (BNB) y la ONG Visión Mundial Bolivia (VMB) suscribieron un alianza de largo plazo para dotar de sistemas de agua potable a comunidades que viven en la extrema pobreza. La alianza beneficiara a miles de niñas y niños y a sus familias de comunidades que carecen de agua.

El evento de presentación de la alianza se llevó a cabo en instalaciones del Banco Nacional de Bolivia S.A. el miércoles 15 de abril por la mañana.  La firma del convenio contó con la presencia del Vicepresidente Ejecutivo del BNB, Sr. Pablo Bedoya, y el Director Nacional de Visión Mundial Bolivia, Sr. Alberto Mosquera.

El programa  BNB Agua – Valoramos la Vida  beneficiará  de manera directa a más de 4.200 personas. “Estamos presentando el primer programa de desarrollo que involucra a una entidad financiera y una ONG para dotar a gente muy pobre del elemento más importante para la vida: el agua. El acceso al agua es un derecho humano y es parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio por ello se constituye también en una de nuestras causas” afirmó Pablo Bedoya, Vicepresidente Ejecutivo del BNB.

Se trata de una innovadora iniciativa que busca mejorar la calidad de vida de los niños y niñas, sus comunidades y municipios a través de la construcción coordinada de sistemas de agua potable en las áreas más vulnerables del país.
Durante el primer año del programa, se espera llegar a 11 comunidades en 5 departamentos de Bolivia, a saber:

•    Cruz Loma,  San Geronimo, Machacamarca, Minachi, Capellania, Municipio de Coroico  en el departamento de La Paz. 
•    Amachuma, Irupujru, Municipio de Challapata en Oruro.
•    Collana y Turca Municipio de Pocoata  en Potosí.
•    Yapuma, Municipio de Bolívar en Cochabamba.
•    Ex Granja y Peñas Blancas en el municipio de Camiri en Santa Cruz.

“Se trata de un programa de agua que tendrá un impacto integral en la vida de niñas, niños sus familias y comunidades de tres regiones del país, Valle, Oriente y Altiplano.  No sólo busca que los hogares tengan acceso a agua segura para mejorar la seguridad alimentaria; sino que trabajará para que el agua potable se encuentre en las escuelas, en las postas de salud, en las piletas de las plazas, en fin llene de calidad la vida de los habitantes de 11 comunidades bolivianas”, señala Alberto Mosquera, Director Nacional de VMB.

La coordinación de los proyectos estará a cargo de los Programas de Desarrollo de Área (PDA) de VMB ubicados en cada una de esas comunidades.  Se realizará la construcción de sistemas de agua potable piletas, acometidas entre otros y contará con la participación de voluntarios del BNB.