Archivos mensuales: Dic 2014

MANACO ALEGRA LA NAVIDAD DE CIENTOS DE NIÑOS DE ESCASOS


MANACO ALEGRA LA NAVIDAD DE CIENTOS DE NIÑOS DE ESCASOS
RECURSOS DE LA PROVINCIA DE AIQUILE

El pasado 16 de diciembre del presente año, la Fábrica Manaco, dentro de las actividades programadas en el marco de su Fundación Bata Children’s Program, realizó un Show Navideño para más de 350 niños de escasos recursos en la Provincia de Aiquile que está ubicada a 200 Km. de la ciudad de Cochabamba.

Este Show Navideño contó con la presencia de un grupo de empleados de la empresa quienes se trasladaron a dicha provincia para alegrar el día a los niños, los cuales mientras ingresaban al ambiente preparado para dicho show  recibieron una bolsita navideña que estaba compuesta por  deliciosas golosinas.

Una vez dentro del ambiente disfrutaron de un hermoso show a cargo de un elenco de payasitos (empleados de la fábrica), que amenizaron con trucos de magia y entretenidos juegos a todos los niños participantes de este grandioso show. A medida que se iba desarrollando el espectáculo llevado a cabo por los payasitos, el centenar de niños presentes recibieron juguetes de acuerdo a la edad: pelotas, muñecas, juegos didácticos, carritos, etc.

Concluido el show se procedió a la donación de más de 300 pares de calzados a todos los niños, cambiando de esta manera sus abarcas por hermosas zapatillas deportivas, dibujándoles así una sonrisa en su rostro.

¡¡¡Manaco se enorgullece en haber llevado la magia de la navidad a todos los niños aiquileños de escasos recursos!!!

TESTIMONIO ANA FABIOLA VILLEGAS SANDALIO – DPTO. DE CONTABILIDAD MANACO

El día de ayer fue uno fuera de lo común, me levantaba a las 4 de la mañana pero no para alistarme e ir a trabajar como normalmente lo hago en la fábrica, iba muy animada a trabajar pero por una causa muy noble, viajar a Aiquile a llevarles un poco del espíritu navideño a muchos niños junto con el quipo de Bata Children’s. Fueron más de 4 horas de viaje de ida y otras 4 de vuelta, pero valió la pena, porque son esos niños y esas sonrisas que me guardo las que llenan el alma. Llegando a Aiquile fuimos recibidos muy calurosamente, para posteriormente ir a una cancha donde estaban reunidos muchos niños a los cuales les entregamos regalos, bolsitas con golosinas, un show de payasos muy divertida y al final pares de zapatos.

El trabajo fue realmente duro porque no eran 10 o 50 niños eran más de 200, pero al finalizar la labor no importa nada, porque te llevas una buena obra en el corazón, que quisiera se replique en muchas personas, no importan razas, religiones el equipo Bata Children trabaja por la felicidad de otros y eso es lo más bonito, que los niños se acerquen y te digan Doctora  me puedes regalar una pelotita,  cuando en realidad eres financiera y para nada te gusta las agujas jaja, en fin son detalles de cada niño, cada sonrisa nuestra, cada anécdota, cada lazo de amistad nueva que se forma, la que hace una navidad diferente para esos niños y más aun una actividad que marcara este mi primer añito en Manaco y MI NAVIDAD, pues recibí un bonito regalo” DAR”, ser una mejor persona, más humana.

En si es una satisfacción personal altamente re compensadora, y si me preguntan si ¿lo volvería a hacer?, la respuesta siempre seria : un definitivo SI.

Empoderamiento de las mujeres de zonas rurales en la agricultura


Empoderamiento de las mujeres de zonas rurales en la agricultura

Nancy Lee, Gerente General, Fondo Multilateral de Inversiones

Empoderar a las mujeres de zonas rurales como agricultoras, empresarias y líderes mediante la cadena de valor agrícola es un tema de gran importancia para la productividad agrícola, la lucha contra la pobreza y la seguridad alimentaria.

A principios de noviembre, en el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), miembro del Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), llevamos a cabo un taller en Washington para determinar cuál es el papel de este asunto en América Latina y el Caribe. El propósito era profundizar en las lecciones aprendidas de los proyectos del FOMIN que buscan proveer y aumentar los ingresos de estas mujeres de zonas rurales.

América Latina y el Caribe cuentan con el 28 por ciento de la tierra cultivable que existe alrededor del mundo, así como terrenos que son potencialmente más adecuados para el cultivo de secano que cualquier otra región del planeta. El desafío es traducir esta vasta dotación de recursos en ingresos más elevados para los 14 millones de agricultores a pequeña escala de la región. Debido a que más del 40 por ciento de la población depende de la agricultura para su sustento, tener acceso a mercados de valor superiores ―tanto locales como mundiales— podría ser la principal fuerza para reducir la pobreza.

Diferencias de género en la agricultura y el potencial infrautilizado de la mujer

Alrededor del mundo, las mujeres tienen un papel importante como productoras agrícolas, trabajadoras domésticas no remuneradas o como empleadas asalariadas en grandes empresas agrícolas. Sin embargo, las mujeres agricultoras tienen menos acceso que los hombres a la tierra, las finanzas, los servicios de extensión y tecnología, así como a las oportunidades de trabajo en los mercados de alto valor.

Esto impone mayores costos para el sector agrícola, la economía en general y la sociedad, así como para las mujeres mismas y sus familias.

En muchos países de América Latina, del 70 a 90 por ciento de los propietarios formales de tierras de cultivo son hombres. Investigación del Banco Mundial sugiere que si las mujeres tuvieran el mismo acceso a los recursos productivos que tienen los hombres, podrían incrementar la producción de sus tierras hasta en un 30 por ciento. Esto podría aumentar la producción agrícola total en los países en vías de desarrollo hasta en un cuatro por ciento, lo cual, a su vez, reduciría el número de personas que padecen hambre en el mundo hasta en un 17 por ciento.

En el sector empresarial agrícola, a las mujeres se les contrata principalmente para tareas manuales que requieren pocas habilidades, mientras que los trabajos de los hombres a menudo conllevan operar maquinaria. En la industria de la cosecha de flores de Colombia, por ejemplo, entre 60 y 80 por ciento de los trabajadores no calificados son mujeres, y la participación de las mujeres en puestos directivos o profesionales es mucho menor.

Dos estudios nuevos

Socios clave participaron en el taller: organizaciones sin fines de lucro como Technoserve, Root Capital y Banca Mundial de la Mujer (Women’s World Banking), además de Organic Products Trading Company y MEDA. Durante el taller, se presentaron dos estudios: “Improving Rural Livelihoods: A Study of Four Guatemalan Coffee Cooperatives” (mejora de los medios de vida rural: un estudio de cuatro cooperativas cafetaleras de Guatemala), elaborado por Root Capital (ver el blog relacionado aquí) y Making Women’s Work Visible: Finance for Rural Women (hacer el trabajo de la mujer más visible: financiamiento para las mujeres de zonas rurales), elaborado por la Banca Mundial de la Mujer.

El estudio de Root Capital encontró que cuando las mujeres se unen a las cooperativas de producción cafetalera, ellas y sus hogares se benefician. A pesar de tener acceso equitativo a las cooperativas y de reportar mejoras significativas en la calidad de vida desde que se unieron, los hogares que las mujeres representaban en las cooperativas obtenían menos beneficios en términos absolutos que los que los hombres representaban. Esto se debe en gran parte a que los hogares con miembros femeninos de la cooperativa tienen parcelas más pequeñas y menos mano de obra familiar para dedicarse a la agricultura. Además, como resultado de la discriminación explícita y las normas tradicionales, las mujeres conforman una minoría entre los miembros de las cooperativas y participan mucho menos que los hombres en la gobernanza, el liderazgo y la toma de decisiones.

La Banca Mundial de la Mujer ha liderado la expansión del acceso que las mujeres de bajos ingresos tienen a las finanzas. Su estudio describió cómo sus instituciones financieras asociadas llegaron a 68.000 nuevos clientes en zonas rurales de Paraguay, Colombia y Perú; 46 por ciento de ellos eran mujeres. La Banca Mundial de la Mujer logró esto ayudando a las instituciones financieras para que tomaran varias medidas inteligentes:

• Adaptar sus productos a los ciclos de las cosechas;
• Ofrecer a las mujeres una serie de productos financieros ―como cuentas de ahorro y pensiones, además de préstamos― y crear estrategias de mercado específicas con enfoque en la mujer;
• Proporcionar a sus clientas asistencia técnica sobre cómo incrementar la producción y venta de cosechas; y
• Garantizar que los gerentes senior de las instituciones adquirieran la nueva estrategia y la reforzaran ofreciendo incentivos a sus agentes de crédito para brindar servicio a clientas.
 
En el caso de Interfisa Financiera en Paraguay, los esfuerzos del Banco Mundial de la Mujer casi triplicaron la participación de las mujeres en la cartera rural de la institución en un lapso de un año: de 12 a 35 por ciento.

Esta labor seguirá siendo una prioridad. Los riesgos son altos y los clientes son el principal enfoque:  las tierras, las empresas y los hogares de los pobres y vulnerables. Nos comprometemos a seguir trabajando con la Banca Mundial de la Mujer, Root Capital, así como otras instituciones que brinden oportunidades para que las mujeres de zonas rurales alcancen su máximo potencial como creadoras de valor.

Distinguen a empresas con mayor reputación


Distinguen a empresas con mayor reputación

Por segundo año consecutivo, el se llevó a cabo el evento MERCO (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa) en el que se galardonó a las 100 empresas y 100 líderes  con mayor reputación y a las  100 empresas más responsables y con mejor gobierno corporativo.

En el acto principal se premió de manera pública a quienes ocuparon las 10 primeras posiciones dentro de cada categoría: Las empresas con  mayor reputación este año fueron :

1. Tigo,

2. Pil Andina,

3. Soboce,

4. Embol S.A.,

5. CBN,

6. Kimberly,

7. Entel,

8. YPFB Corporación,

9. Petrobras,

10. Yanbal.

Los líderes con mayor reputación fueron:

1. Pablo Guardia, Tigo; 

2. Ivo Kuljis, Grupo Kuljis;

3. Cristóbal Roda, Grupo Roda;

4. Pablo Bedoya, Banco Nacional de Bolivia;

5. Cecilia Zelaya, Yanbal;

6. Mario Anglarill, Avícola Sofía;

7. Julio León Prado, Banco Bisa;

8. Marcelo Claure, Grupo Baisa;

9. Carlos Paz, Nibol y

10. Pedro Rivero Mercado, El Deber.

En tanto que entre las empresas más responsables y con mejor gobierno corporativo se encuentran: 

1. Soboce,

2. Tigo,

3. Kimberly,

4. Embol,

5. YPFB,

6. Petrobras,

7. Entel,

8. Pil Andina,

9. CBN y

10. Cre Ltda.

MERCO es un instrumento de evaluación reputacional que, desde el 2000, se ocupa de medir la reputación de las empresas que operan en España. Doce años después se convirtió en uno de los monitores de referencia en el mundo.

La firma responsable del trabajo de campo es Multicom de Bolivia y del Grupo Nueva Economía, el medio partner para la difusión de los resultados de este importante estudio.

COBOCE lanza tarjetas navideñas y premia a niños que las dibujaron


COBOCE lanza tarjetas navideñas y premia a niños que las dibujaron

La Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.) reconoció ayer a cinco niñas y un niño cuyos dibujos fueron seleccionados para ilustrar las tarjetas navideñas del sistema cobociano.

Los seis ganadores recibieron premios por sus dibujos, en un acto celebrado en las instalaciones de OPINIÓN que contó con la presencia de las principales autoridades de COBOCE.

La ceremonia sirvió también para hacer el lanzamiento de las tarjetas navideñas encomendadas por la Cooperativa a partir de las pinturas realizadas por los seis infantes, todos hijos de trabajadores de las diferentes unidades empresariales de COBOCE.

La temática se basa en principios del cooperativismo, respecto a la solidaridad, la cooperación y fuentes de trabajo.

El presidente del Consejo de Administración de COBOCE, Mons. Luis Sainz, manifestó que las pinturas de las tarjetas cargan mensajes de alto significado, al aludir a la paz, el amor y la cooperación.

A su turno, el gerente general de COBOCE, Iván Villca, agradeció a los seis premiados por sus dibujos y anunció que la experiencia será replicada.

Los niños expresaron estar contentos por esta oportunidad que los une con el trabajo de sus padres.

El director de OPINIÓN, Federico Sabat, destacó que el concurso permitió aunar dos de las misiones del periódico: educar y entretener.

PREMIADOS Los ganadores del Concurso Interno de Pintura Infantil “COBOCE Ltda. 2014” fueron Sara Katrina Vargas Sanjinez (6 años), hija de un trabajador de COBOCE Construcciones; Alejandra Cossío Coca (7), hija de un trabajador de COBOCE Cemento; Laura Alexandra Rodríguez Villarroel (9), hija de un trabajador de COBOCE OPINIÓN; Abril Camila Vargas Sanjinez (9), hija de un trabajador de COBOCE Cemento; Diego Armando Jailla Rivera (10), hijo de un trabajador de COBOCE Cemento; y María del Carmen Gonzales Escalera (12), también hija de un trabajador de COBOCE Cemento. Cada uno de los galardonados recibió una tableta computadora (tablet), con la recomendación de que sea empleada para fines educativos.

Es resultado del Plan de Educación Cooperativa y RSE

La gerente general del periódico OPINIÓN, Graciela Méndez de Escóbar, a tiempo de dar la bienvenida a los ejecutivos de COBOCE, los niños y sus familias, recordó que el concurso es parte del Plan de Educación Cooperativa, en un trabajo conjunto con COBOCE, además, del programa de Responsabilidad Social Empresarial COBOCE-OPINIÓN.

A la convocatoria respondieron 40 participantes de distintas edades, todos hijos de trabajadores de las unidades de COBOCE.

Los concursantes presentaron dibujos relacionados con los principios del cooperativismo, haciendo especial énfasis en la solidaridad.

Un jurado de primer nivel calificó los trabajos de niños y niñas.

El jurado calificador estuvo compuesto por personalidades relacionadas con el arte. Formaron parte dos artistas: Marcela Mérida y Michelle Dechelet, además de Alberto Tejada en representación del Centro Simón I. Patiño.

La calificación tuvo tres etapas y los participantes no se dedicaron solo a plasmar sus ideas y arte, sino confraternizaron en instalaciones del Centro Simón I. Patiño.

La convivencia, el diálogo y escuchar música fueron el marco para el desarrollo de las habilidades artísticas de los concursantes.

Graciela Méndez, de OPINIÓN, resaltó la integración que este concurso consiguió entre padres e hijos. La familia estuvo incentivando, encaminando y canalizando en todo momento las inquietudes artísticas de sus hijos.

Un Modelo de Negocio para los Pequeños Agricultores


Un Modelo de Negocio para los Pequeños Agricultores

Andrea Sabelli

Se estima que hay 500 millones de pequeños agricultores en todo el mundo que producen alimentos  para más de 2 billones de personas. Estos agricultores trabajan en parcelas de tierra con menos de 2 hectáreas y la gran mayoría de ellos son personas pobres y desnutridas.

Sin embargo, el papel futuro de los pequeños agricultores en la cadena de suministro de alimentos y como protectores de la tierra, será esencial, ya que para el  año 2050 se espera que la población mundial crezca  por 2 billones de personas más.

Para satisfacer la  demanda de alimentos la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que el 90% del crecimiento tendrá que venir de mayores rendimientos en las fincas existentes, de los cuales los pequeños agricultores tendrán un rol esencial.

Claramente, hay una necesidad de garantizar inversiones adecuadas en estos agricultores para mejorar su sustento e incrementar la productividad de sus tierras, especialmente con el impacto del cambio climático que probablemente alterará la producción, es  fundamental que las prácticas de uso del suelo sean sostenibles para asegurar que los ecosistemas continúen siendo resistentes para evitar la deforestación y la degradación.

Sin embargo, un informe reciente estima que la demanda de financiamiento para los pequeños agricultores es de $ 300 billones (excluyendo a China) de los cuales sólo el 2% se está siendo cubierto por las empresas sociales o los “Agentes de Servicio para Pequeños Agricultores”. Los Agentes de Servicio para Pequeños Agricultores actúan como intermediarios entre los pequeños agricultores y el mercado. Su objetivo es mejorar la productividad de sus cultivos y el sustento de los agricultores.  Ellos ofrecen varios servicios que incluyen:

1. Proporcionar mejores semillas, fertilizantes y herramientas
2. Capacitación para mejorar las técnicas agrícolas
3.  Financiamiento en forma de crédito, préstamo o garantía de compra
4. Proveer acceso a nuevos mercados para la producción agrícola
5. Incorporar protección para el medio ambiente

El Smallholders Farmers Alliance (SFA) (La Alianza para Pequeños Agricultores) en Haití ha añadido tres servicios adicionales a este modelo para crear un modelo de negocios a escala comunitaria en combinación con los sistemas de producción agroforestal. Los tres servicios adicionales incluyen:

6. Capacitar a los agricultores para que se  conviertan en los nuevos agentes de servicio de los pequeños agricultores a través de un modelo cooperativo que sea autofinanciado y autogestionado.
7. Proporcionar apoyo adicional (incluyendo micro-crédito) para las mujeres agricultoras.
8. Apoyar a los agricultores a convertirse en líderes en desarrollo comunitario.

SFA aplicó este enfoque a la Cooperativa SFA Gonaives, que consta de 2,000 agricultores y ya los resultados son impresionantes. Los agricultores han experimentado un aumento de 40-50% en el rendimiento de los cultivos, y el ingreso neto de la finca se ha incrementado en un promedio del 30%. Juntos, plantan un millón de árboles al año contribuyendo a la reforestación que tanto necesita el país.

Su éxito se basa en dos principios: el establecimiento de una estrategia de salida- lo que significa que la cooperativa se convierte auto sostenible sin el apoyo de la SFA- e involucrando a los agricultores en todas las etapas del desarrollo e implementación del proyecto. Este modelo puede llegar a ser revolucionario si es replicado en otras partes del país, la región y el mundo.

El Programa de CSR del BID apoyó a SFA plantando 20.000 árboles el 24 de octubre de este año.   27 empleados de la Representación en Haití del BID visitaron la cooperativa agrícola en Gonaïves, para participar en el evento de plantación de árboles poniendo #FarmersFirst.

https://www.facebook.com/InterAmericanDevelopmentBankCSR?ref=profile

Sobre la autora

Andrea Sabelli es la coordinadora del Programa de Responsabilidad Ambiental y Social Corporativa del BID. Andrea trabaja para promover acciones sostenibles en la sede y representaciones del BID y recoge datos para los informes sobre la huella de carbono y ambiental del Banco. Antes de unirse al BID, trabajó con PNUMA en Panamá, coordinando análisis de vulnerabilidad de cambio climático y adaptación en la región. Andrea posee una maestría en Geografía de la universidad de Toronto.

El programa RS Coboce logra reciclaje de 2.5 Tn de plásticos


El programa RS Coboce logra reciclaje de 2.5 Tn de plásticos

LOS RESULTADOS DE UN PROGRAMA PILOTO EN LA UNIDAD EDUCATIVA CUSTODIO AYAVIRI, DE CAPINOTA, CUADRUPLICARON LOS RESULTADOS EN 4 AÑOS

Estudiantes de la unidad educativa Custodio Ayaviri, de Capinota, cierran la gestión con un importante aporte al medio ambiente y a la economía de su comunidad. Estos estudiantes recolectaron 2.5 toneladas de plásticos gracias a un programa de Responsabilidad Social (RS) de COBOCE, evitando así un impacto severo al medio ambiente, al suelo y al agua.

La iniciativa surgió el año 2010 como un proyecto piloto impulsado por la empresa cooperativa COBOCE Cemento donde se recolectó alrededor de media tonelada. El trabajo contínuo y sensibilización por la problemática del medio ambiente hizo que la experiencia se traslade también a la comunidad a través de campañas impulsadas por los mismos estudiantes, logrando resultados cuatro veces mayores al primer año.

COBOCE Cemento, a través de la Unidad de Sistemas de Gestión del SIG (Sistemas Integrados de Gestión), brindó talleres a los niños sobre la importancia de hacer un buen manejo de los residuos sólidos para que éste no se convierta en basura. Enfocaron el sistema de las tres “R” (Reducir, Reutilizar y Reciclar), incluyendo la separación en origen.

El problema constante de los escolares era los plásticos generados en el desayuno escolar. “Los estudiantes saben que estos plásticos tardan 100 años en degradarse, pero también saben que les puede generar ingresos económicos”, explicó el gerente de Sistemas de Gestión y Cooperativismo de COBOCE Ltda., José Rendón.

Con el conocimiento en la mente, los estudiantes se pusieron manos a la obra. La empresa cementera brindó materiales básicos para la separación en origen, como los contenedores de residuos acorde a un código de colores.

Una vez recolectado y almacenado el material, la empresa recogió todo el plástico para luego prensarlo y entregarlo a una empresa recicladora.

“Difícilmente las empresas vienen hasta provincias por tan pocos volúmenes”, explicó Rendón, al citar una de las primeras dificultades con las que atravesaron los escolares. Pero al juntar con todo el material reciclable que recolectaba COBOCE ya se pudo concretar el recojo.

Entre los resultados, el jefe de Sistemas Integrados de Gestión de COBOCE Cemento, Dalibor Cezareo, destacó la satisfacción de los escolares al realizar un trabajo en bien de su comunidad. “Un plástico reciclado es un contaminante menos en el río”, aseguró.

Pero, además, esta actividad le trae a la unidad educativa, ingresos que en pasados años, le permitieron comprar algunos pupitres y material de limpieza.
Este año, las ganancias ascendieron a 4800 bolivianos que irán a la refacción de la fachada del colegio.
La iniciativa se proyecta a otras unidades educativas del pueblo
Los resultados conseguidos y el impacto positivo al medio ambiente han motivado la participación de otros establecimientos como las unidades educativas “Charamoco” y “Jaime Méndez” que demandan la réplica de las tareas de reciclado en su comunidad.

Este año, Charamoco inició con la primera experiencia que logró recolectar su primera carga de plásticos -de botellas pet y bolsas tetrapack-.

RECOJO Lo difícil para estas unidades educativas es que empresas dedicadas al reciclaje lleguen hasta sus comunidades. “A veces a las empresas no les conviene ir hasta tan lejos por pequeños volúmenes”, lamentó el gerente de Sistemas de Gestión y Cooperativismo de la COBOCE Ltda., José Rendón.

Sin embargo, pese a estas limitaciones, la empresa cementera les hizo los contactos y los estudiantes lograron vender el resultado de su trabajo a otra empresa.